Dales envidia COMPARTE

Un viaje alrededor de un trópico suave, cadencioso y repleto de significado.

Recorred algunas de las mejores playas del mundo en dos países únicos.

Descubre la exhuberancia del Sur de la India, un lugar repleto de sorpresas que colman las expectativas de los viajeros más exigentes: Kerala y sus canales de paisajes idílicos en los que la vida discurre tranquila, sus parques nacionales y sus plantaciones de té, los templos adornados con cientos de figuras policromadas que festejan la vida, sus animados bazares, ciudades con nombres de leyenda: Madurai, Pondicherry, Tanjore, playas paradisíacas y Madrás, la perla del Sur. Y termina con un baño de mar, luz, cielos estrellados y calma cálida en Maldivas. 

Pasear por Marina Beach en Chennai.

Descubre un rincón emblemático y rodeado de interesantes monumentos No cabe duda que Chennai, la capital del Estado de Tamil Nadu, encierra un buen número de secretos que merece la pena conocer.

Y uno de ellos es la sorprendente Marina Beach, lugar que te animamos a recorrer sin prisas, empapándote de la esencia de esta encantadora urbe. Ubicada a escasa distancia de la puerta de San Jorge (o Sea Gate, como la denominan los lugareños) y a orillas del golfo de Bengala, se trata de una playa artificial que data del siglo XIX, y que fue creada por orden del escocés sir Mountstuart Elphinstone Grant Duff, quien desempeñó el cargo de gobernador de la antigua Madrás entre 1881 y 1886.

Según se dice, esta insólita iniciativa responde a la nostalgia que sentía el político por las costas mediterráneas, y que le llevó a traer hasta la India un pedazo de sus recuerdos. Desde el fuerte de San Jorge y hacia el sur, arranca South Beach Road (también conocida como Kamaraj Road), donde se alzan un generoso abanico de palacetes coloniales.

Asimismo, te animamos a prestar atención a la Universidad (siglo XIX), cuyo recinto acoge Senate House (1879), un edificio de factura indoislámica. Más al sur, hallarás el palacio de Chepauk, una opulenta construcción que se levanta junto al canal de Buckingham y que data de 1786.

Las Maldivas son un lugar de postal para perderse

Con una ubicación privilegiada en el océano Índico, metros y metros de playas de arena blanca y aguas de un profundo color azul turquesa.

Ubicadas a 500 kilómetros al suroeste del extremo meridional de la India, este hermoso país está formado por un total de 1.190 islas coralinas, de las que 200 están deshabitadas.

La mayor parte de las islas están repletas de una exuberante vegetación tropical; mientras que otras, al estar desiertas, son meras lenguas de arena o extremos de coral cubiertos de vegetación; todas ellas se encuentran rodeadas de arrecifes de coral que encierran lagunas de poca profundidad, ya que ninguna supera los 2 metros bajo el nivel del mar.

Descubre este maravilloso país pensado para que el viajero disfrute al máximo: playas de cine, vegetación tropical, fondos de coral y hoteles de lujo con cabañas construidas sobre pilones, perfectas para parejas de recién casados, que sobrevuelan el agua azul turquesa.

Pero también para aficionados al submarinismo, ya que Maldivas está considerado como uno de mejores escenarios para la práctica del buceo del mundo.

Y si lo que se busca es simplemente descansar, aquí podrás olvidarte de todo tomando el sol, paseando por la playa o contemplando puestas de sol inolvidables.

Una de las experiencias más recomendadas es descubrir el impresionante fondo marino ya que la transparencia de sus aguas permite disfrutar de la rica fauna y flora autóctonas sin necesidad de sumergirse a grandes profundidades ni de moverse del hotel, practicando el snorkel .

Además, también tendrás la opción de conocer diferentes islas realizando una excursión en ferry o alquilando barcos.

Prepárate para sumergirte en el paraíso

La incontestable belleza de las playas de Maldivas hace que disfrutar de ellas sea el principal aliciente para quienes visitan este paradisíaco país por primera vez.

De hecho, contemplar la vida subacuática de estas cristalinas aguas de color azul turquesa hace las delicias de los cientos de miles de turistas que cada año visitan el archipiélago y, por descontado, de los submarinistas más experimentados.

Que no te quepa la menor duda: Maldivas es la meca para la práctica de todos los deportes acuáticos —especialmente el buceo y el submarinismo— y, por descontado, para estar en pleno contacto con la naturaleza oceánica, que despliega todos sus encantos ante los ojos del viajero.

La temperatura del agua acostumbra a oscilar entre los 26°C y los 28°C durante todo el año, aunque lo cierto es que la temporada más adecuada para gozar de esta actividad es la que va de mayo a noviembre (ambos meses incluidos).

Si os animáis a admirar este inagotable rosario de peces que ofrece Maldivas, debéis de tener en cuenta que el límite de profundidad impuesto por las autoridades gubernamentales es de 30 m, asimismo, el tiempo máximo de cada inmersión, en el caso de practicar submarinismo, es de una hora.